Un inversor fotovoltaico es uno de los dos componentes principales de las plantas de energía fotovoltaica, la función principal del inversor fotovoltaico es realizar un seguimiento de la salida de potencia máxima del conjunto fotovoltaico y conectar la energía a la red, con un consumo de energía mínimo y una calidad de energía máxima. Dado que el inversor se conecta en serie entre los paneles fotovoltaicos y la red, la elección del inversor será fundamental para garantizar el funcionamiento fiable de la planta fotovoltaica a largo plazo, así como el retorno previsto de la inversión, por lo que debe estar "Diseñado de acuerdo con las condiciones locales".

Defendemos el concepto de diseño inteligente para plantas de energía fotovoltaica: "más seguro, más amigable, más inteligente, más eficiente".

Soluciones